ME ENAMORE DE UN IMBECIL Y AHORA QUE HAGO

ME ENAMORE DE UN IMBECIL Y AHORA QUE HAGO

Editorial:
EDAF EDICIONES Y DISTRIBUCIONES A FOSSATI SA DE CV
Año de edición:
Materia
L i t e r a t u r a
ISBN:
978-84-414-3321-2
Páginas:
192
Encuadernación:
Rústica
$370.00
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

?Me enamoré de un imbécil?, ?Es un imbécil?, ?Todos los hombres en los que me $ jo son unos imbéciles?, ?Ya lo sabía, ¡qué máspodría esperar de ese imbécil!? ¿Cuántas veces hemos escuchado estos reclamos?, o peor aún, ¿cuántas veces los hemos dicho??Es un imbécil, no sabe apreciarte?, ?Te mereces algo mejor que ese imbécil?, nos dicen nuestras amigas a modo de consuelo,pero ¿realmente queremos algo mejor, o somos nosotras mismas quienes nos saboteamos buscando a estos personajes que nodejan de decepcionarnos? La realidad es que imbéciles abundan, pero hay mujeres que lessiguen la pista, que los huelen como sabuesos, y que se vuelven su motivo de vida. Aquí descubrirás casos de mujeres que seadhieren a sus hombres como post it ?como lo de$ ne la autora? y que generan estilos de amor con los que ha dado en llamar?Imbéciles emocionales?. Si estás leyendo esto, seguro te identi$ carás con alguna de ellas.

“Me enamoré de un imbécil”, “Es un imbécil”, “Todos los hombres en los que me \$ jo son unos imbéciles”, “Ya lo sabía, ¡qué más podría esperar de ese imbécil!” ¿Cuántas veces hemos escuchado estos reclamos?, o peor aún, ¿cuántas veces los hemos dicho? “Es un imbécil, no sabe apreciarte”, “Te mereces algo mejor que ese imbécil”, nos dicen nuestras amigas a modo de consuelo, pero ¿realmente queremos algo mejor, o somos nosotras mismas quienes nos saboteamos buscando a estos personajes que no dejan de decepcionarnos? La realidad es que imbéciles abundan, pero hay mujeres que les siguen la pista, que los huelen como sabuesos, y que se vuelven su motivo de vida. Aquí descubrirás casos de mujeres que se adhieren a sus hombres como post it –como lo de\$ ne la autora– y que generan estilos de amor con los que ha dado en llamar “Imbéciles emocionales”. Si estás leyendo esto, seguro te identi\$ carás con alguna de ellas.